Iniciamos este 2017 dando bienvenida a una nueva férula impresa en 3D que sustituirá la escayola tradicional tal y como la conocemos.

Una start-up con el mismo nombre que el producto que lanza: Xkelet, ha desarrollado un nuevo software que permite capturar una imagen del paciente e imprimir la férula para que se adapte a él.

Este avance supone la superación de los inconvenientes del yeso usado hasta la actualidad. Con la férula impresa en 3D, el paciente puede bañarse sin ningún problema ya que es resistente al agua, permite que la piel de la zona afectada respire, su peso es tan solo de 150 gramos y además permite al paciente rascarse (para aquellos que hayan tenido que llevar una escayola algún tiempo, sabrán que supone un lujo). Asimismo permite iniciar la recuperación (electroestimulación, magnetoterapia…) de la zona afectada varios días antes de lo habitual.

De momento el prototipo es solo para lesiones de muñeca pero se pretende que para su lanzamiento a principios de este 2017 pueda cubrir hasta el 80% de las lesiones más comunes.

Podéis encontrar más información en este vídeo.