El Hospital Universitario Rey Juan Carlos pone en marcha un programa de visitas caninas para los niños hospitalizados.

Con el objetivo de hacer más llevadera la estancia de los niños hospitalizados, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos ha creado un pionero programa de visitas en el que cada martes, durante una hora, los niños ingresados podrán disfrutar de la compañía de su perro en el hospital.

El programa se aplica a pacientes de entre 1 y 15 años que estén ingresados y tengan un perro como animal de compañía en casa.

Esta iniciativa contribuye a humanizar la estancia y supone una mejora del estado anímico y general que concluirá en una hospitalización más corta. Actualmente es pionera en el servicio de pediatría pero se quiere expandir por otros servicios y perseguir el objetivo de “mejorar la calidad asistencial de los  pacientes a través de la humanización”.

Creemos realmente que propuestas de este tipo marcan la diferencia entre dos servicios de alta calidad asistencial y que marcan un hito en la calidad percibida del paciente. Porque, ¿qué valorará él al fin y al cabo?  ¿Que tengamos una resonancia de último modelo? ¿O poder abrazar a su perro una vez por semana?

Podéis leer la noticia completa en la web del Hospital.