La tecnología se ha convertido en un elemento clave en el sector sanitario y uno de sus principales objetivos actualmente es mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Cómo?

  1. Colocando al paciente como base del sistema sanitario.
  2. Mejorando el proceso de asistencia
  3. Humanizando su experiencia durante todo el proceso.

Hoy queremos hacer hincapié en esta última tendencia: la humanización del proceso sanitario se ha convertido en uno de los pilares de muchos centros médicos y profesionales. Los últimos centros médicos creados ya están incorporando muchos elementos pensados para favorecer el bienestar del paciente y mejorar su experiencia: asientos más cómodos, colores cálidos, más privacidad, camas en vez de camillas… También hay cada vez más servicios que están adaptando sus procesos poniendo el paciente al centro de los mismos y teniendo en cuenta no sólo su patología y su tratamiento sino sus emociones, sentimientos y bienestar.

Un claro ejemplo de esto es son los bots, nuevas tecnologías aplicadas a la cada vez más humanizadas.

¿Qué es un bot?

Es lo que popularmente se conoce como Robot Humano Virtual, un sistema de inteligencia artificial capaz de ir aprendiendo y asimilando progresivamente nueva información y tomar decisiones basadas en los nuevos datos. Los bots están constantemente conectados a bases de datos que se convierten en su fuente cada día mayor de conocimiento.

El Proyecto Kristina

Un ejemplo de esta tecnología es el Proyecto Kristina que tiene como objetivo derribar barreras lingüísticas entre pacientes y profesional sanitario. Kristina es un Agente Humano Virtual que se puede ejecutar en dispositivos móviles y es capaz de responder distintas preguntas sobre atención sanitaria básica en diferentes idiomas y adaptándose a cada cultura. Kristina puede ayudar a traducir a aquellas personas que no entiendan el idioma del médico, al mismo tiempo que puede derivar un paciente a un especialista u otro según las necesidades de este. Con ello se consigue adaptar la experiencia sanitaria a cada paciente. ¿Qué opináis de este proyecto?