La última tecnología en realidad virtual se pone al servicio del paciente.

Entre el 60% y 70% de los pacientes que se van a someter a una intervención quirúrgica padecen ansiedad. Y es que las intervenciones médicas se caracterizan por provocar estrés y ansiedad en los pacientes, antes incluso de someterse a las mismas. Todos ellos afirman tener miedo. Miedo a la anestesia, miedo a la intervención, miedo a la recuperación, miedo a sufrir complicaciones e incluso anticipación al dolor.

La realidad virtual se ha puesto al servicio de los pacientes mediante una aplicación para vivir en primera persona la cirugía antes de realizársela y poder poner fin a todas estas preocupaciones pre-quirúrgicas.

La aplicación en cuestión se llama VR Pacientes y consiste en un programa de realidad virtual que permite a los pacientes vivir todo el proceso de la operación: desde el momento en que salen de casa, la llegada al quirófano, toda la intervención e incluso la recuperación.

Además, pueden vivirlo las veces que quieran, hasta adaptarse y familiarizarse con el circuito operatorio hasta reducir la ansiedad, el estrés, la incertidumbre y el miedo que este proceso pueda generar. De esta manera, el día real de la intervención ya nos habremos acostumbrado y adaptado a todos aquello elementos que pudieran alterarnos negativamente para vivirlo como algo más natural.

Con esta aplicación se contribuye a solventar un problema muy común en el preoperatorio que es el miedo a la operación.

Con esta iniciativa, la tecnología se pone una vez más al servicio del paciente tratando de hacer los procesos médicos mas llevaderos y menos estresantes.