La comida de hospital: una asignatura pendiente de calidad percibida

comida-de-hospital-satisfacción-del-paciente

La comida de hospital y la satisfacción del paciente son dos puntos que sin duda van de la mano. Por ello, no es casual que el programa “cultural” con mayor audiencia televisiva este 2018 haya sido el de Chicote. Concretamente el que dedicó a la comida en hospitales.

Comida de hospital y la satisfacción del paciente

Seguiremos insistiendo desde nuestra particular lucha por la consecución de unos buenos estándares de calidad percibida. En consecuencia, es un tema que deberían trabajar los centros asistenciales. Una vez conseguidas las acreditaciones de calidad asistencial imprescindibles en un centro sanitario, recomendaríamos trabajar la calidad percibida. 

Aún así, seguimos hallando en el argumentario de gestores de clínicas las frases:

 “a los hospitales no se viene a comer

ya se sabe que en los hospitales no se come bien“.

A pesar de ello, no desfallezcaremos en nuestra particular batalla para conseguir realmente centrar la atención que ofrecemos a nuestros pacientes no sólo en la Calidad Asistencial, algo que se presupone, sino en trabajar la Calidad Percibida. Es decir, aquellos parámetros más cotidianos sobre lo que los pacientes realmente pueden valorar. Aquellos que, además, afectarán a su opinión sobre la atención recibida.

Es importante puntualizar que cada vez son más los centros que lo están trabajando con resultados muy satisfactorios entre sus pacientes y familiares. También entre los propios profesionales quiénes también anhelan poder ofrecer un servicio “comme il faut” a sus pacientes. 

Quick wins

¿No tenemos presupuesto asignado a ítems de Calidad Percibida este año? Os apuntamos 3 aspectos básicos sobre los que trabajar y que sin duda os aportarán quick wins en vuestro centro. 

  • Calidad de los productosmake it simple. Nadie espera un mero salvaje en su menú. Pero qué desagradable es abrir la bandeja y obtener un pescado mal descongelado y poco atractivo en su cocción. Optemos si la elaboración resulta compleja por una pechuga de pollo a la plancha bien hecha. Con el mismo coste aumentamos el valor
  • Elaboración de los productos: sin duda prefiero un cocinado al vapor que una salsa aceitosa realizada sin el tiempo que precisa un buen guiso.
  • Presentación: ”La comida entra por los ojos”. El colorido, las formas, las texturas y los aromas son elementos que seducen el apetito.

Pesadilla para un gerente: 

Sin duda a nadie le gustaría encontrarse en la tesitura de este gestor. Actúa para evitarlo y conseguir pacientes satisfechos con tu atención.

No te pierdas estos fragmentos del programa y aprende qué no hay que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres seguir conversando con nosotros?

No dudes en llamarnos y plantearnos tu problema, tu idea o tu sueño. Si podemos ayudarte, estaremos a tu lado para todo aquello que sea necesario.